Los beneficios de comer frutos secos son múltiples, pues nos aportan nutrientes beneficiosos para nuestra salud, siempre y cuando se consuman con medida.

Los beneficios y los nutrientes de los frutos secos para la salud:

• Aportan gran cantidad de energía al ser ricos en azúcares, grasas y proteínas, por lo que son ideales en invierno, sobre todo cuando se realizan trabajos que requieran gran esfuerzo físico o si se hace una actividad física prolongada, como les ocurre a los deportistas.

• Del mismo modo son muy recomendables en casos de anemia o astenia.

• Son ricos en antioxidantes como la vitamina E y C, el selenio y el zinc, que te ayudarán a prevenir el envejecimiento, y también en vitaminas del grupo B, que favorecen el buen funcionamiento de los músculos, el cerebro y el sistema nervioso.

• El 85% de las grasas que contienen son polinsaturados (ácidos grasos omega 3 y 6), por lo que te ayudan a mejorar la circulación sanguínea, reducir el colesterol y prevenir enfermedades cardiovasculares.

• De igual forma, al ser alimentos de origen vegetal, no contienen colesterol.

• Contribuyen a impedir la oxidación del colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la sangre, disminuyendo así el riesgo de arteriosclerosis por su alto poder antioxidante.

• Regulan el transito intestinal. Su alto contenido en fibra te ayudara a regular el transito intestinal y prevenir el estreñimiento, además de proteger tu intestino y reducir así el riesgo de padecer enfermedades intestinales, como divertículosis o cáncer de colon.

• Son ricos en calcio. Si eres vegetariano o intolerante a la lactosa, no puedes prescindir de las avellanas o almendras, porque te ayudaran a cubrir las necesidades de calcio.

• Ralentizan la absorción de los azúcares, permaneciendo éstos durante más tiempo en el intestino, gracias a la fibra que contienen. Este efecto tiene un doble beneficio: dispones de energía durante más tiempo y evitas que estos azúcares se conviertan en grasa.

• Contienen mucho fósforo. En épocas de estudio, en las que se requiere un mayores fuerzo intelectual, los frutos secos son un alimento imprescindible para rendir al máximo, gracias al aporte de minerales como el fósforo.

• Aliados en el embarazo. No te pueden faltar durante el embarazo, puesto que la mayoría son ricos en acido fólico, vitamina que contribuye a mantener sana la matriz y a evitar mal formaciones en el cerebro y columna vertebral del bebé.

• Los frutos secos de cascara dura contienen fitoesteroles (isoflavonas) que ayudan a disminuir los efectos indeseados de la menopausia.